martes, 15 de marzo de 2011

Instalando programas precompilados RPM en Linux

Los paquetes del asistente “Agregar o Remover Paquetes”, podrían ser suficientes para la mayoría de las personas. Sin embargo, aún puedes agregar más paquetes, incluso los que no vienen predeterminados con tu distribución de Linux.

Algunos de esos paquetes ya vienen precompilados y listos para usarse. Su extensión o nombre son “rpm”1. Son el equivalente a un “exe” de Windows. Puedes bajar muchos de esos paquetes de freshrpms.com o sourceforge.net.

Para instalarlos de manera segura:

Descárgalos de Internet.

Una vez descargados, haz doble click en ellos. Se te pedirá la contraseña de root si te encuentras en sesión de usuario.

clip_image002

(Así lucen los iconos rpm en KDE)

Haz doble click sobre el paquete en cuestión, sigue las instrucciones en pantalla, y espera a que se instalen los paquetes.

clip_image004

Si todo salió bien, ya estarán listos para usarse (no se necesita reiniciar).

Para abrir dichos paquetes, búscalos en el menú inicio de acuerdo a su categoría (sonido y vídeo, juegos, Gráficos, Ofimática, etcétera).

En ocasiones, los paquetes no pueden instalarse, porque faltan otros paquetes o librerías en el sistema. Aparecerá una ventana informativa. Te sugiero instalar lo que te haga falta.

1Significa “Red Hat Packed Managed”, “Administración de paquetes de Red Hat”. Red Hat es la empresa que distribuye Fedora Core y Linux Red Hat.