miércoles, 23 de marzo de 2011

Los sistemas operativos "de" Google: Google Chrome OS y Android

En algunas ocasiones me llega a sorprender el descaro y la doble moral de algunas empresas.

Una de esas empresas es Google.

Google está intentando crear, desde hace mucho tiempo, un sistema operativo.

Primero fué el Google Chrome, que no era otra cosa que un sistema Linux con el navegador Google Chrome que solo funcionaba como un navegador con accesos directos a las aplicaciones Web favoritas de la compañía Google, así como sus tiendas para venderte sus productos. Lo que pretendía era monopolizar la Web al usuario de una PC al impedir usar alternativas diferentes a las Google. No era necesario almacenar nada en tu PC, convenientemente todo lo puedes almacenar en la Web con los productos Google.

Parece que este sistema no tuvo mucho éxito después de todo.

Luego vino algo todavía más descarado: el Google Android. Para la buena fortuna de Google, este sistema parece que sí está teniendo éxito.

Solo que el sistema Android no es más que una versión de Linux pero al servicio de una sola compañía: Google.

¡Fíjate que suave! Google, que tanto defiende los derechos de autor de las compañías en su filial YouTube, se siente cómoda robando y modificando un sistema que pertenece a la comunidad (Linux), para sus exclusivos fines comerciales.

Sucede que Android, de acuerdo a sus “creadores” de Google, pertenece solamente a Google (no obstante que se derivo de un software libre que es Linux), y solamente puede ser manejado por Google, no es considerada por sus “dueños”, como una distribución Linux, sino que es un “fork” (un derivado que se desvió del camino original del software libre).

Como en inglés, open source (código libre o código abierto), y free software (software libre o software gratis), son palabras que, en inglés, tienen doble significado (ambiguo), Google lo aprovechó para adueñarse de parte del software Linux y crear Android, que según Google, sigue siendo open source y free software. Quizá en algunos aspectos sea software gratis (pero no libre) y código gratis (pero no libre)

En el verdadero software libre, las compañías distribuidoras de Linux nos permiten hacer modificaciones o mejoras a su software. Android y Google solamente te permiten modificar su software si les pagas, y solamente si eres compañía y le pagas tu membresía al club “open” de Google. Ellos consideran a Android “free software”, solo porque puedes bajar actualizaciones gratis, pero ni siquieras puedes usarlo en un dispositivo que tu hayas armado o creado, tienes que pagarle primero a Google y pedirle permiso para eso.

En mi opinión, Android es un vil robo a la verdadera comunidad Open Source, y con ello, Google nos demuestra que es una compañía depredadora igual de miserable y mezquina que Microsoft. Si Microsoft nos vende Windows a fuerzas cuando compramos una PC, Google nos quiere vender sus productos a fuerzas también. Si Microsoft se adueñó de las computadoras de escritorio, Google se quiere adueñar del Internet, de las computadoras y de los teléfonos celulares con “su” Android.

Lo hemos estado viendo en YouTube: desde que fué comprada por Google, aumentó la censura política, la censura a usuarios, y nos saturaron de anuncios y recomendaciones de canales de compañías privilegiando a las compañías que les pagan. Está bien que quieran ganar dinero con anuncios, pero eso a costa de usuarios y todavía robando ideas y productos de la comunidad Linux y todavía decir que defienden los derechos de autor, eso sí es no tener vergüenza ni calidad moral.