sábado, 13 de abril de 2013

Editorial Vid ha muerto

Tardíamente me dí cuenta de que la Editorial Vid ya está muerta.

Bueno, uno podrá decir, ¿a quién le importa? Hasta cierto punto, a nadie…. O a lo mejor sí.

La Editorial Vid era la última editorial mexicana de cierto prestigio que producía tanto cómics originales como traídos del extranjero.

Los últimos años de su vida los dedicó a traer manga japonés.

Pues al igual que sucedió alguna vez con la Editorial Novaro, cuando murió su fundador sus descendientes no pudieron sacar a flote el proyecto de sus padres. En el caso de Editorial Vid, al morir Menelick de la Parra sus hijos Mane y Alondra se dedicaron literalmente a desperdiciar la fortuna de sus padres en su sueño guajiro de convertirse en artistas y cantantes.

manedelaparra01

Sin mucha preparación académica, ni mucho menos de negocios, las desastrosas gestiones de sus nuevos dueños terminaron con lo poco que quedó de la editorial.

Para ser francos, fueron muchas causas las que hicieron fracasar a esta editorial:

  • Traer costoso manga japonés a precios elevados. En México, el poder adquisitivo de la mayoría de la gente es bajo. Pues comprar un tomo de manga equivalía al salario mínimo de un día.
  • Obligaciones contractuales onerosas de sus licencias de manga. Al aceptar su licencia de algún manga (digamos Naruto o Dragon Ball), tendría que traer la de algún otro manga no tan popular. Claro que esto elevaba el costo de las licencias. Y si el otro manga no se vendía, solo eran puras pérdidas.
  • Las eternas reimpresiones de sus cómics originales. Reimprimir al eterno Memín Pinguin era una solución barata para agregar publicaciones sin tener que pagar licencias, pero esa era una historia tan vieja que ya no cabe en la cabeza de los mexicanos modernos. No se diga las anteriores series (Lágrimas y Risas, por ejemplo), que aunque entretenidas, pues ya no reflejan la forma de pensar del mexicano de hoy. Incluso me acuerdo de una revista que sacaron títulada “Por favor”, que trata sobre las injusticias de los hacendados a los campesinos en la época de la Revolución. Eso debió haber sido un tema bomba en épocas de Don Porfirio, pero hoy simplemente no funciona. Hasta el título era mediocre.
  • Perdió licencias de DC Cómics y de otros cómics extranjeros. Por falta de pago.
  • Empezó a tener problemas laborales con sus empleados, sus proveedores y sus distribuidores.
  • Hasta se peleó con Sixto Valencia, el dibujante de Memín Pinguin, por falta de pagos de regalías.

Vid desde hace 2 años empezó a rematar sus cómics y mangas que le quedaban en bodega, para deshacerse lo más rápido de ellos. 2012 marcó el fin definitivo de la empresa. Aunque como sucedió con Novaro, la fecha definitiva del cierre es obscura, quiero decir que no se sabe con certeza la fecha de su muerte, pues como suele suceder en estos casos, sus dueños se hacen ojo de hormiga para no pagarle a sus acreedores, empleados y proveedores. Así es que de Mane y Alondra no se sabe su paradero.

La historia negra de Memín Pinguín

Mmmh…. Hurgando en el interior de la blogosfera me he enterado incluso que la historia ícono de la Editorial Vid, Memín Pinguín, ni siquiera era una historia original de Yolanda Vargas Dulché ni de Sixto Valencia Burgos.

image

El primer Memín Pinguín lo editó la revista Pepín, y se ostentaba como autor a Alberto Cabrera. Nada que ver con Yolanda ni con Sixto. Era el año de 1943, pleno apogeo de la Segunda Guerra Mundial.

En 1962 fué cuando Yolanda Vargas Dulché pidió a Sixto Valencia dibujar la nueva historia de Memín Pinguín como una serie independiente.

image

Se publicaban entonces en sepia, y como ven, el Memín era algo primitivo.

En 1985 se saca la versión a colores.

El 28 de febrero de 2013 Sixto Valencia Burgos se hace con los derechos de autor de la figura de Memín Pinguin.

image

Si es cierto que salió primero en Pepín, creo que ni Yolanda Vargas ni Sixto Valencia deberían de ser titulares del personaje. Aunque ha decir verdad ya debería de ser propiedad de la humanidad; en muchos países vencen las regalías a los 20 años de muerto su autor original. Y para ser francos, Cabrera, el de la idea original, murió ya hace muchos años, y ni siquiera le dió oportunidad de crear su historia y fueron otros los que se beneficiaron con ella. Bueno, a mi que me importa, eso que lo decidan los abogados.

Los Memines apócrifos

Como dicen que a río revuelto ganancia de pescadores, se dice que por allí andan (o anduvieron circulando) algunos memines apócrifos. Incluso he visto alguna página de internet donde los venden en pdf alguien que dice ser el genuino “Memín Pinguín”. Como toda buena historia, ya pueden ver que hay muchos imitadores que tratan de adueñársela. Lo mismo pasó con la Biblia y hasta con Don Quijote de la Mancha. No me sorprendería que surgieran nuevos memines en una campaña llamada “Super Memín Regresa”, “Memin come back”, “Memín centenario”, “Memín bicentenario”, “New Memin on the block”, o cosas así.

m1

m3

m4

Supongo que Sixto Valencia como nuevo dueño de Memín Pinguín ahora se va a dedicar a eliminar todas las versiones de los nuevos memines o las versiones apócrifas o las páginas web que roban su identidad… Aunque sinceramente no creo que resulte lucrativo, ni tenga dinero ni vida ni energía suficiente para hacerlo, porque Memín ya no pertenece solamente a la extinta Editorial Vid ni a sus descendiente ni incluso a él mismo… Ya forma parte del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

El futuro de Memín Pinguin y el cómic mexicano

Formalmente, puedo marcar que diciembre de 2012 fué la fecha no oficial de la muerte del cómic mexicano de renombre. No he visto ya nadie que saque historias mexicanas modernas desde las que sacaron AF, “Goji, un Dragón con ángel”, u otras.

Espero que alguien se atreva a sacar nuevas, pero lo dudo.

Todo apunta a que desaparecerá el cómic impreso y vendrá el nuevo webcómic.

Y el futuro de Memín Pinguín es incierto. Aún he visto sus revistas amontonadas en las tiendas de revistas, pues no se venden. No se si serán apócrifos, compraré algunos que parezcan de un diseño distinto para ver si son historias nuevas o “remakes” o algo.

Por ahora, solo puedo decir: “Memín, descansa en paz. Ha muerto tu editorial”.

Para no ponerlos tristes, les dejo una muestra de Cindy, un nuevo webcomic mexicano…. No es tan bueno como los clásicos, pero por algo se tiene que empezar, no es fácil salir de la nada….33