domingo, 2 de diciembre de 2012

Top 5 de los engendros que nos heredó el sexenio pasado

Desgraciadamente para algunos, y afortunadamente para otros, el sexenio se ha terminado. Para los mexicanos en general, esto influye muy poco en sus vidas, a menos que a nuestros gobernantes se les ocurra hacer una tontería tal, que la tengamos que pagar todos. Ya pasó por ejemplo, con el famoso FOBAPROA, en la que tuvimos que pagar la deuda de los banqueros ricos para hacerlos más ricos y monopólicos, rescatando sus negocios.

En fin, creo conveniente repasar una lista de los engendros que nos dejó el sexenio pasado, que si bien, todavía siguen viviendo como parásitos del erario público, al menos podemos burlarnos de ellos un poco, si esto nos sirve de consuelo.

 

5

El eterno candidato: el pejelagarto llamado Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Este señor, tiene complejo de califa: siendo un visir, siempre quiere ser califa en lugar de califa, como el personaje de las caricaturas. Ya lleva dos sexenios queriendo ser presidente, y la gente, simplemente no lo quiere.

Sin embargo, como un político frustrado que es, sigue creyendo que la gente cree todas sus mentiras, y ya una vez, él mismo se autoproclamó Presidente legítimo de los Estados Unidos mexicanos. Incluso, montó una especie de pantomima en pleno Zócalo capitalino, donde se coronaba como el único presidente de todos los mexicanos, y hasta proclamó su propio gabinete político y toda la cosa.

Después de terminar su sexenio de mentiritas, se volvió a elegir como candidato a ver si se le hacía y ganaba las elecciones. Sin embargo, volvió a perder.

Para eliminar su nueva frustración, lo más probable es que se vuelva coronar como presidente legítimo de una república amorosa, pues según él, AMLO es amor, aunque su corazón esté llena de odio o rencor, y no duda por ningún momento en utilizar la violencia para hacer lo que se le antoja. Ahora pretende hacer un nuevo partido político, para seguir viviendo mantenido del gobierno, vivir sin trabajar, y sigue criticando al gobierno que tanto odia, y que sin embargo, lo mantiene.

amlo_210612

AMLO-enojado

4

Elba Esther Gordillo, la maestra analfabeta

Descendiente directa de extraterrestres, y de Gollum, del señor de los anillos, está pinche vieja es el líder del sindicato de maestros del gobierno, sin embargo, en ninguna escuela ha dado clases. Rara vez habla en público, y cuando lo hace, suele decir puras pendejadas, como cuando habló de la influenza, o cuando habló en su discurso de auto reelección de líder sindical.

Alienigena

Mamá de Elba Esther

+

gollum252520maquette1

Papá de Elba Esther

=

elba-esther-gordillo-snte-1111

Elba Esther Gordillo

chucky

Parecidos sorprendentes

ElbaEstherGordillo

el-aborto-de-gordillo

La maestra ciruela, no sabe leer pero ya puso escuela.

3

Romero Deschamps

Es el clásico y eterno líder sindical mexicano. El mismo se reelige como líder sindical del sindicato petrolero de Pemex. Sobra decir, que también es un diputado plurinominal, es decir, que es un legislador que nadie lo eligió, lo eligió su propio partido político. Ha robado a la nación más que ningún otro líder sindical, y sigue tan campante, viviendo como parásito lleno de lujos y sin trabajar.

premio-a-romero-deschamps-blog

2

Felipe Calderón (Fecal)

Es el presidente del sexenio anterior, el que se nos va, gracias a Dios. Prometió ser presidente del empleo, y resultó ser el presidente del desempleo y de los muertos. Fue el general de una guerra fratricida, que dejó más de 60.000 muertos en todo su sexenio, otros tantos periodistas muertos, así como activistas de derechos humanos. ¿Y él? Bien, gracias.

Aunque tiene fama de borracho, aparenta estar todo el tiempo sobrio. Recibió el apodo de "Fecal", por obvias razones.

Hizo poco en toda su gestión. Sin embargo, él sigue creyendo que hizo grandes logros (todos los políticos lo creen), y se va con la falsa idea de que todos los mexicanos lo estiman, cuando en realidad lo odian. Lo odian tanto que, los mexicanos decidieron ya no votar más por su partido: el próximo presidente será de otro partido político.

No lo pongo en primer lugar de los engendros del sexenio pasado, solamente porque fue superado en cuanto estupidez por un alumno, servidor, y delfín suyo: Ernesto Cordero.

fch5

Felipillo.

fecal 1

 

1

Ernesto Cordero, el amo y señor de todos los pendejos

Resulta extremadamente difícil describir a un pendejo tan grande como Ernesto Cordero en pocas palabras. Si Maquiavelo escribió un libro, El Príncipe, para describir a César Borgia, el más grande de todos los cínicos desvergonzados, yo necesitaría escribir otro libro, titulado El perfecto pendejo, para describir a Ernesto Cordero, el más grande de todos los pendejos.

Tiene una cara de Mr. Bean que no puede con ella. Esa cara de cínico desvergonzado y de idiota no se le quita ni con cirugía de brujería. Su risa burlona lo acompaña con frases de desprecio hacia todos los mexicanos.

Y es que era necesario ponerle un bozal  porque cada abría el hocico, le salía cada pendejada. Lo peor de todo es que cada pendejada que decía era más grande que la anterior, y no se cansaba de decirlas y hacerlas.

La más grande de sus idioteces fué decir que con 6000 pesos mensuales (menos de 500 dólares) un mexicano podía comprar casa, coche último modelo, y pagar la mensualidad de escuela particular de todos sus hijos, ¡y todavía le alcanzaba para comer!

Fecal  lo quería imponer como candidato a la presidencia para continuar con su legado de pendejadas. No lo quiso ni su partido. Cuando su partido escogió a la Chepina como candidata a presidente, Fecal lo impuso como jefe de su campaña política. Pero perdió las elecciones, con todo y Chepina y el pendejo Cordero.

Lo impuso finalmente a fuerzas como senador plurinominal (de los que nadie vota por ellos, pues, ¿quién votaría por este pendejo?), para seguir robando y hacer nuevas idioteces.

Solo le ruego a Dios que por bien de México, se muera de diarrea fulminante, y ¿porque no? Decirle desde aquí que chingue a su madre.

Ernesto cordero

Cordero, con su ya clásica cara de pendejo.

6000-pesos-ernesto-cordero1