miércoles, 19 de diciembre de 2012

El regreso de Quetzalcóatl

Voy a continuar hablando de los misterios mayas.

Por si no lo sabían, dentro de la mitología maya existe un Dios o ser divino, llamado Kukulkán o Quetzalcóatl, descrito dentro del Popol Vuh, que es es libro sagrado de los mayas.

Según esta leyenda, ese Dios bueno llamado Quetzalcóatl o La serpiente emplumada, enseñó a los mayas todas las artes buenas, como la astronomía y las matemáticas.

Quetzalcóatl

Las matemáticas y el calendario maya

Cabe destacar que antes de la llegada de los españoles, los mayas eran unos sabios matemáticos y astrónomos, y tenían elevados conocimientos reservados solamente a los sacerdotes.

Ya tenían noción del cero y de los números negativos, cosa que desconocían los españoles. Usaban tres calendarios: el religioso o tzolzin, el civil o haab, y la cuenta larga.

Su sistema de numeración era vigesimal (se basaba en el número 20), y por lo tanto, toda su cosmovisión, relaciones comerciales, contabilidad, matemáticas, y calendario, se basaban en el número 20. Todo encajaba perfectamente, y dado su sistema de resolver problemas matemáticos con el número 20 (que es una versión alargada del moderno sistema binario usado por las computadoras, basado en 2 números, el 0 y el 1), fueron capaces de resolver complejos problemas astronómicos.

El calendario civil era el único que no encajaba perfectamente en el sistema “binario extendido”, de base 20 de los mayas. Se dividía en 18 meses de 20 días; cada día con un nombre propio diferente. Los 5 días sobrantes se los tomaban como vacaciones, y dado que el año y el día no tienen duración exacta (cosa que ya sabían muy bien los mayas), cada 4 años agregaban un día (tal como lo hacemos ahora en los años bisiestos) para corregir la cuenta del año civil.

El calendario religioso tenía 260 días, con 13 periodos de 20 días. Observa la perfección de sus medidas.

La cuenta larga del calendario maya, finaliza el 21 de diciembre de 2012, o sea este viernes. Los mayas no predijeron ninguna desgracia, simplemente vence un periodo más del calendario largo. Es como lo que pasó el último día del año 1999, al llegar al año 2000. Finalizó un milenio del calendario gregoriano o cristiano. Algo semejante pasa con esa cuenta larga.

quetzalcoatl1

¿Quetzalcóatl era un ser del espacio?

La mitología maya es muy explicita al respecto: Quetzalcóatl era un ser divino, descrito como una serpiente emplumada, que llegó de las estrellas, enseñó a los mayas todos sus secretos y después se marchó hacia el cielo.

Su partida causó una gran tristeza al pueblo maya, a pesar que prometió regresar.

Cuando llegaron los españoles y se toparon con el pueblo maya, éste ya se encontraba en plena decadencia, aunque algunos creyeron que los españoles eran enviados de Quetzalcóatl.

Cuando se descubrió una tumba con el códice siguiente:

Astronauta bonampak

Algunos pensaron que el hombre representado en el códice era un astronauta. ¿Le notas algún parecido a una nave espacial?

Pues fíjate en lo siguiente: el hombre está sentado de manera casi vertical, como suelen lanzarse los cohetes. Debajo suyo hay algo que parecen llamas, como si fueran el combustible que se quema de un cohete. El hombre está pisando una especie de pedal, y jalando unas palancas con sus manos. Eso sin mencionar que parece estar respirando desde una especie de tubo, ¿no es demasiada coincidencia? La serpiente emplumada de que hablaban los mayas, ¿no habrá sido una nave espacial?

No hay prueba física de que los mayas hayan tenido contacto con seres de otros mundos, pero esta piedra labrada parece estar muy avanzada para su época. O tal vez sea una coincidencia.

Lo que si nos consta, y está históricamente probado, es que los mayas conocían los astros, estaban consientes de que ni el hombre ni la Tierra eran el centro del universo y tenían la creencia de seres que vinieron del espacio; además de que fueron los primeros relativistas al considerar el cero y los números negativos en su sistema matemático y usaron un sistema vigesimal que simplificaba mucho cálculos complejos muy parecido al sistema binario usado actualmente en la computación.