miércoles, 31 de octubre de 2012

¿PORQUE LA GENTE ESCRIBE BLOGS?

Me pregunto en algunas ocasiones: ¿Por qué la gente se toma la molestia de escribir blogs? ¿O porque comenta en los posts? O más importante, ¿por qué se toman la molestia de ofender al que escribe los blogs?

Admito que algunas cosas que, por ejemplo, yo escribo, pueden resultar ofensivas para algunas personas. Pero, ¿quién es botellita de oro, para caerles bien a todos? Yo no lo soy.

Tampoco es mi intención ofender a nadie, mucho menos a persona alguna. Decía un filósofo: “Hay que ofender a las ideas, no a las personas”, y yo estoy de acuerdo con él. Solo así se puede hacer alguna revolución que cambie al mundo.

Por otra parte, me acusan a mí, de “retrasado mental”, por escribir algunos posts. Pues sí, algunos son muy infantiles. Pero, es por diversión, ocio, entretenimiento, o lo que sea. No pretendo hacer una tesis de tonterías. Tampoco, la mayoría de la gente se la pasa hablando todo el tiempo libre del trabajo, de la física cuántica, o de las 12 dimensiones del universo, o del teorema de Fermat, ¿o sí?

Te apuesto todo lo que tengo a que la mayoría del tiempo ustedes no hablan de temas de escuela o trabajo, si no platican acerca de lo guapa que está la maestra de Español, o de lo feo que se ve el jefe de mantenimiento de la planta donde trabajas, que hasta le pusieron de sobrenombre “Cuasimodo”, o de que Sutanita está saliendo con Perengano, que ella está bien guapa y él bien feo. ¿o hablan de cuaterniones y de agujeros negros? Por eso ya somos retrasados mentales ¿Verdad que no lo somos?

Por eso les digo: si algo está escrito en este blog les ofende, no le hagan caso. Sigan con sus creencias (no se ofendan por esto). Al final me dá lo mismo que usen Windows o Linux, si yo uso Linux no voy a ofender a otro por usar Windows, pues a mí qué. Al decir “pues a mí qué”, no pretendo ofenderlos a ustedes, si no a la idea absurda de pelear solo porque alguien usa Windows y el otro Linux.

Si algo de este blog les sirve, úsenlo, aduéñense de ese conocimiento y compártanlo. Si no les gusta, pues no lo lean. Si es de retrasados mentales, pues olvídense de mí. Sean felices de cualquier manera que pueden ser felices, y muchas gracias por su atención.