domingo, 29 de septiembre de 2013

Recuerdos de Candy Candy

Hablando de aquellos animes clásicos, no podía faltar hablar de Candy Candy.


Puede decirse también que Candy Candy está clasificada como una de las ya clásicas rubias tontas. Pero esta chica era tonta por gusto (creo), o por circunstancias desgraciadas de la vida.

Fué abandonada por sus padres en una casa de huérfanos en la cima de una colina. O sea, que desde nacimiento ya traía la desgracia encima.

En su orfanato, llamado "La casa de Pony", conoció a su "mejor amiga", Annie. Basta decir que Annie le robó a sus primero padres adoptivos, y después se olvidó de Candy.

Después tuvo que sufrir cuando nadie quería adoptarla.
Para su desgracia, cuando la adoptaron, sus hermanos políticos y su hermanastra no la querían, y cuando su padre adoptivo se iba de viaje de negocios, la trataban como una criada y la obligaban a dormir con los animales.

Bueno, allí no terminaron sus desgracias. Cuando se reencontró con Annie, ella le robó su novio. ¡Esa amiga si era una buena amiga!

Después se graduaría de enfermera y se la llevaron a la guerra. Cuando termino la guerra, su novio la abandonó y la dejó olvidada en una estación del tren.