sábado, 31 de agosto de 2013

El futuro de este blog

Durante los últimos años he intentado mantener a flote este blog.

Creo haberlo logrado de una manera más o menos consistente, dentro de mis limitaciones enormes de tiempo.

Desgraciadamente, las circunstancias de mi vida han cambiado, y últimamente me han llenado de más ocupaciones y de menos tiempo libre.

Esto me hace más difícil seguir escribiendo, al menos con la frecuencia y la profundidad con la que me gusta escribir.

Y una vez más, me planteo la pregunta de cuál será el futuro de este blog.

Lo más probable es que siga escribiendo, aunque ya no tan seguido ni tan profundo.

Por otra parte, debido a que situaciones de mi trabajo de vez en cuando me ponen en peligro de muerte, (y otras veces por la misma situación de violencia que vive México) a veces me entra la idea macabra de que pasará con este blog si yo llegara a morir sin justificar ni dar a conocer mi propia muerte, pues como resulta obvio, no puedo relatar mi propia muerte en mi blog, a menos que me vuelva fantasma y me conecte a internet.

Sería desastroso que yo muriera para mis seres queridos.

De igual manera, si pasan los meses y ya no escribo posts (aunque sean muy simples e irrelevantes), y si pasan los años y ya no escribo posts, pueden darse por enterados de que ya estoy muerto.

muerte homero

Si por el contrario, aún sigo hablando sobre tonterías como ésta, es que estoy vivito y coleando (gracias a Dios o al Diablo, no sé).