miércoles, 29 de mayo de 2013

Carlos Slim y las jornadas de las risa

Carlos Slim es uno de esos tipos culeros y monopolistas que se han hecho inmensamente ricos operando monopolios en países pobres.

Recientemente un grupo de jóvenes se burlaron de él cuando daba una conferencia en una biblioteca de Nueva York.

La reacción posterior de Slim fué sentirse víctima de “un complot” y denunciar a la organización que se burló de él, “Two Countries One Voice”.

Bueno, a pensar ese guey que Nueva York es como en México, que nomás denuncia y luego luego van a callar que no está de acuerdo con él.

¿Porqué se burlaban de él? Precisamente porque suele hablar de una manera y actuar de otra. Y sí, tienen razón esos chicos, Slim es un hipócrita.

Se burlan de Carlos Slim

Algunos de los chistes  favoritos de Carlos Slim

“No hay monopolios en mercados donde yo opero”
“La competencia nos hace mejores a todos”
“Bienvenidas las reformas estructurales”
“En México no hay monopolios”
“Monopolio es un término despectivo”
“Hay un complot en mi contra en EU”
“Yo no evado impuestos”
“Recomiendo dar banda ancha a toda la población en México”
“Para que México crezca, recomiendo invertir más en México”.
“Monopolio es peyorativo, lo que necesitamos es más inversión”
Para entender los chistes anteriores, hay que notar que Slim no ha invertido nada en la banda ancha y que sus servicios son de los más caros del mundo. Él cobra cerca de 40 dolares al mes por una conexión telefónica de 1 MB en internet cuando en Estados Unidos y en otros países  esa conexión ya es caduca y por muy cara te la cobran a 10 dolares al mes.