martes, 23 de abril de 2013

Mi experiencia con KDE

En una entrada anterior comenté que no estuve contento con la interfaz Unity de Ubuntu, y que decidí instalar KDE como escritorio de mi Linux.

Estuve tan contento con mi cambio a KDE, que decidí escribir una nueva reseña, y volver a instalar de cero el KUBUNTU. He aquí mis conclusiones.

 

El mejor escritorio para mí es el KDE

Lo que no me gustaba del Unity es que, cuando usaba varios programas a la vez, tenía que hacer muchas combinaciones de tecla para buscar otro programa abierto. Eso, como afectaba mi rendimiento. En cambio, con la clásica barra de herramientas inferior y los escritorios virtuales de Linux solo bastaba hacer un clic para accesar a otro programa.

Por eso me cambie a KDE. He aquí un pantallazo de mi trabajo en KDE.

image

KDE usando Excel con Wine (Play on Linux). Sí, todavía uso Excel por requerimientos del trabajo. Pero no uso Windows, ¿cómo la ven?

Además, la interfaz de KDE es realmente hermosa. Los efectos de ventanas de transparencias, superiores en desempeño a Windows 7. ¡Y el sistema no se traba ni el disco duro se fragmenta!

image

¡Además puedo utilizar muchos programas Windows sin necesidad de virtualizar! ¡Ñaca ñaca!

Y para los programas que no puede cargar Wine, como el Vocaloid, o el Magix Music Maker, utilizo un Windows XP con virtualbox y allí los instalo. De hecho, uso varias instalaciones de Windows, una para programas del trabajo y otras para programas de diversión.

image

Mi sistema ideal consta de lo siguiente:

  • Wine y Play On Linux, para instalar algunos programas Windows muy necesarios.

  • VirtualBox, para virtualizar algunos sistemas Windows.

  • Tomboy, para notas pegajosas ocasionales. (No tengo memoria de elefante).

  • K3B, quemador de discos.

  • Amarok, reproductor de música (No solo de pan vive el hombre).

  • Microsoft office usando Wine (lo necesito para trabajar).

  • L&H Translator Pro (un traductor de legado de Windows). Algunas palabras en inglés no me las sé.

  • Gnucash, para la contabilidad (personal y de negocios).

  • El GIMP (Editor de imágenes), para diversión y para el trabajo.

  • Blogilo, para escribir notas de mis blogs (soy un escritor nato, y necesito expresarme para ser feliz).

  • Mozilla Firefox, para vagar por el internet.

  • Mozilla Thunderbird, como cliente de correo electrónico.

  • Libre Office (Writer). Lo uso de vez en cuando para escribir cartitas y documentos personales.

  • Juegos: Supertux Kart, Supertux, Open Arena, Frozen Boble, Qbrainy, emuladores de Playstation, Nintendo, Sega. ¿No les he dicho que no solo de pan vive el hombre?

  • Scribus, para hacer unas publicaciones de vez en cuando.

  • Speed Crunch, una calculadora científica y graficadora. La uso de vez en cuando.

  • Okular, visor de documentos. Muy útil para ver cómics y pdfs.

  • Dragon Player, para ver videos.

  • Octave, programa parecido a Matlab. De vez en cuando lo uso para programar cálculos o resolver sistemas de ecuaciones.

  • Celestia, de vez en cuando me gusta ver el universo.

  • Picasa. Me gusta ver imágenes de navidades pasadas.

Creo que ya es todo. A lo mejor se me paso uno que otro programa. Les pido me disculpen si omití algo.

Bueno, también el KDE tiene algunas desventajas como ésta:

  • Ocupa más memoria. Aunque realmente solo se siente al arranque o al apagar la PC. No es tan grave.

  • Es más inestable con algunos programas. Esto sí lo he notado. Pero aún así, te aseguro que es mucho más eficiente que Windows, eso que ni que.

  • He notado también que el centro de software de kubuntu no es tan eficiente como la versión del Unity. Cuando busco un programa a instalar, que sé que está en Unity, no siempre lo localizo en Kubuntu.

Con todo, me siento más cómodo con este escritorio que con el de Unity.