lunes, 28 de noviembre de 2011

Se acerca el mugroso Teletón

Como seguro han de saber, se acerca el teletón. Se me hizo casi una obligación filosofar acerca de este festival.

 

Orígenes del Teletón

El Teletón, como muchas otras grandes invenciones de las empresas (el Chupacabras, El fin del Mundo, El Anticristo, el Zazcuash) tiene uno de 2 fines posibles: hacer publicidad o evadir impuestos (o ambos).

En el caso del Teletón, su único y principal fin es la evasión de impuestos. Como saben, los ricos modernos ya no quieren responsabilizarse por las pensiones de sus trabajadores, del cambio climático que producen sus productos, de devolver algo de lo mucho que se llevan de la sociedad, o de pagar impuestos de ninguna clase. Así que usan toda clase de malas mañas para evadir esta clase de responsabilidades sociales.

Uno de esos recursos más ingeniosos es el mal llamado altruismo. En México (como en muchos otros países, como Estados Unidos), si una empresa dona dinero para una causa noble, tiene derecho a deducirlos de impuestos. Digamos, que si tiene que pagar 100 pesos de impuestos, y en el año fiscal donó 50 pesos a las almas de la caridad, solamente paga 50 pesos al gobierno y el resto queda deducido, pues ya se lo gastó en las almas de la caridad.

Hasta aquí, todo es correcto y honesto, pero, ¿de qué sirve para el rico empresario regalar 50 pesos en limosnas, si de cualquier modo, en términos netos, tiene que desembocar los 100 pesos de todos modos?

Allí es donde entra el Teletón: los empresarios ya no gastan en limosnas, ¡se las piden a los pobres que dicen ayudar! ¡Y las deducen de sus propios impuestos!

Así, arman el Teletón, se gastan 3 pesos en organizarlo (todo es gratis, pues obligan a sus empleados a “donar” su trabajo o en “cooperación voluntaria pero a fuerzas” para esta “noble causa”), y juntan, con el Teletón, los 97 pesos restantes, ¡y los deducen de impuestos, como si fueran sus propias aportaciones! Así, al final del año fiscal, en términos netos, solo pagan 3 pesos o menos, o incluso hasta salen ganando, si la recolecta supera los 100 pesos, ¡hasta ganancia tienen los bastardos!

image

Consecuencias del Teletón

En el Teletón, que es una especie de orgía de evasión de impuestos que dura más de 24 horas, los hombres más ricos de México (algunos de ellos son también los hombres más ricos del mundo) se relamen los bigotes cada vez que alguien dona para sus causas.

Unos (en el colmo del cinismo) hasta obligan a participar a sus empleados con “donaciones voluntarias” (o “cooperas”, o “te doy cuello”) para que donen.

Parece un chiste de mal gusto, pero es la verdad.

image

Claro que después de que termina esta orgía de cinismo, el gobierno se queja con nosotros de que no recaba suficientes impuestos (los más ricos no pagan impuestos, siendo los que deberían pagar más impuestos) y luego dice a los que sí pagamos impuestos, que nos lo aumentarán: el IVA, del 15 al 16%, el ISR, del 28 al 30%, el predial, aumenta 10% cada año), y claro, nosotros pagamos más impuesto, aparte de los donativos “voluntariamente a fuerzas”, que nos obligan a donar al Teletón.

 

Grandes “Altuistas del Mundo”

También son grandes hombres de negocios, (y son los grandes evasores). Esta bola de locos no dan paso sin huarache, y les encantan salir en la Tele gritando a voces lo buena gente que son al ayudar a los jodidos.

 

Bill Gates

Dice que ya no es el hombre más rico del mundo (realmente sí lo es, pero quiere hacer creer lo contrario para poder evadir más impuestos), es uno de los tipos que ya no trabajan (tienen como a 1000 gentes o más trabajando para él) y solo se dedican a salir en fotos dando limosnas a los más jodidos.

Sí realmente quisiera este hombre ayudar a los demás, rebajaría el costo de su software (Windows y Office, por ejemplo, son de los software más caros y mas ineficientes del mundo, que los vende precargados y te lo cobra quieras o no cada vez que compras una PC nueva), pero prefiere dar donativos de 3 pesos (porque así le sale más barato) . Si fuera realmente una buena persona, aumentaría los salarios de hambre de la gente que tiene trabajando subcontratada en la India como programadores. Si realmente amara a su país, le daría trabajo (le sobra dinero para ello) a gente en Estados Unidos.

Dice apoyar en la lucha contra el cáncer, aunque no se ven por ninguna parte los beneficios de esa lucha.

image

 

Carlos Slim

Mexicano de origen libanés, es el más rico del mundo en un país de millones de pobres. Digamos, que, lo que no ganan los mexicanos, se lo embolsa Slim, pues casi todas las compañías mexicanas (y no mexicanas) de renombre son de su propiedad.

Carlitos también es el hombre “más altruista” del mundo: tiene un montón de fundaciones, en todas pide dinero y todas las usa para evadir impuestos: La fundación Telmex, que usa para evadir impuestos de Telmex; la fundación Slim, que usa para evadir sus propios impuestos personales; la fundación “Puchini”, usada para evadir impuestos de sus empresas fabricantes de comida para perro.

Con tantas fundaciones, este hombre no solo no paga impuestos, sino que hasta obtiene ganancia y la usa para seguir comprando empresas y hacer mas fundaciones para seguir evadiendo impuestos y seguir ganando dinero.

image 

image

Los 2 monopolistas mas grandes del mundo conspirando juntos para jodernos.

 

No donaré ni un peso al mugroso Teletón

Ustedes pueden hacer lo que quieren, pero yo no donaré ni un centavo al mugroso Teletón. ¡Tengan su mugroso Teletón  imageCabraPulgar hacia abajo !

image


Cómic informativo sobre el verdadero objetivo del Teletón:

http://www.esnips.com/doc/43544e74-58a6-41ab-a399-5934f6c03289/TELETON2