lunes, 18 de febrero de 2013

Sobre Pocaloid, Vocaloid, la piratería y las empresas transnacionales

Por allí me enteré que algunas personas están en la lista negra de los vocaloid wikia, y de las listas oficiales de los Vocaloid, Utaloid y páginas relacionadas, fueron básicamente expulsadas por plagio, y que se quejan amargamente de que les pongan en dicha lista negra. Voy a emitir mi opinión al respecto, sin animo de ofender y siendo justo, aunque resulte controvertido porque no voy a dejar contentos a todos con mi opinión. Por eso se debe destacar que es mi opinión, y que si tienen una opinión diferente, pues es su opinión, y la respeto (espero que me respeten también).

Sobre Pocaloid

El vocaloid gratis, el Pocaloid (ese está peor porque tiene virus), son ilegales, queramos entenderlo o no, nos guste o no, y justificar usarlo porque es gratis y el original es muy caro, es como si un ladrón dijera que se robó un carro porque comprarlo nuevo es muy caro y no tiene dinero para comprarlo, pero sin embargo lo quiere y lo quiere último modelo.

Sobre los falsos UTAUS y los falsos Vocaloids

UTAU es software libre y es legal usarlo, con ciertas condiciones, impuestas por sus creadores. Una de sus condiciones es que no puedes tener voces derivadas de otros autores y mostrarlas como tuyas.

Bueno, por allí dicen algunos que tienes sus propios UTAUS, pero son derivadas de otras voces. Así que infligen la licencia de este software, y que los pongan en sus listas negras es más que justificado, pues así lo aceptaron al usar UTAU, aunque no lo quieran entender y aunque se rajen y aunque lloren lágrimas de sangre. Les guste o no, es la mera verdad.

Por allí alguien se hizo famoso por presentar una voz derivada de Lola (Vocaloid 1), y la presentaba como suya. Realmente era la misma voz de Lola, pero con otro nombre, eso también es una infracción a la comunidad Vocaloid.

Sobre la piratería

La piratería existe y existirá, les guste o no a las empresas y a los usuarios, mientras haya siempre una brecha abismal entre ricos y pobres, y mientras haya gobiernos pusilánimes que no hacen cumplir la ley y mientras que haya empresas corruptas que son monopolios e impiden que haya competencia entre productos.

Sobre las grandes empresas internacionales y los monopolios

Muchas empresas defienden con uñas y dientes lo que consideran “su propiedad”. Hasta ese punto tienen razón, pero muchas son corruptas, y también impiden con uñas y dientes la libre competencia, haciendo prácticas leoninas con políticas salvajes que parecen sacadas de la edad de piedra o de la edad media europea, cuando la gente mataba a otra por una pieza de oro y no sentían culpa por ello.

Por ejemplo, Microsoft, cuando sacó Windows 8, obligó a las empresas de computadoras que preinstalaban su software Windows, que pusieran un candado para evitar que otra persona pudiera instalar otro sistema operativo diferente de Windows (Linux, pues). O sea, que no se conforma con venderte Windows al precio que quiere aunque no quieras comprarlo, sino que ahora la empresa de Bill Gates quiere que uses Windows aunque no quieras usarlo. Esas sí son pendejadas.

Se supone que los gobiernos debieran defendernos de estos abusos, pero... no lo hace. La mayoría de los gobiernos son pusilánimes, y casi todos defienden a los grandes capitales financieros del mundo, importándoles un comino la gente.

Baste decir que muchas empresas pagan salarios de hambre a sus empleados (al menos en el tercer mundo, y en países como México, el salario mínimo es la mitad del salario de un argentino o de un brasileño), y decir que no pueden pagar más porque los empleados no están lo suficientemente calificados o porque ese es el salario que ofrece el libre mercado, no se justifica cuando vemos a los dueños con carros y mansiones de millones de dolares y con cuentas en el banco en cantidades astronómicas que no se las acabarán en toda su perra vida. Se van a morir, no se van a acabar el dinero, y tampoco se lo van a llevar cuando se mueran. Simplemente, no quieren dar mejores salarios porque son culeros y ojetes. Es la mera verdad. Sin embargo, si dieran mejores salarios, el bienestar del mundo se acrecentaría, disminuiría la violencia y los robos, y los dueños de las grandes compañías, aunque tendrían menos dinero en el banco (no se lo acabarían de todos modos en toda su vida), permitirían que nosotros, los pobres, compráramos sus productos originales.

Mis conclusiones

A los usuarios: Sigan usando software pirata si quieren (el gobierno no se los va impedir). Usen software original solo tienen dinero y buena conciencia.

A los empresarios monopolistas: Chinguen su madre. Ah, y sigan haciendo lo que quieran (el gobierno no se los va impedir), los únicos que se los vamos a impedir somos nosotros (cuando tengamos conciencia de grupo).

A los burócratas del gobierno: no les digo nada. Les diga lo que les diga, van a seguir igual (durmiéndose en sus laureles).