domingo, 29 de enero de 2017

Donald Trump y la elevación de los pendejos al poder.

De nuevo la historia se repite. Un pendejo se convierte en presidente de un país poderoso.
Desgraciadamente, esta clase de pendejos causan mucho daño al mundo entero. 

Recordemos como Hitler, democráticamente se convirtió en el líder de un país que llevó al mundo a una guerra mundial.

Ahora otro pendejo estará comenzando dentro de poco, a gobernar un país poderoso: Donald Trump se convertirá en presidente de los Estados Unidos de América.


Si Hitler hizo lo que hizo con Alemania, no quiero ni pensar lo que Donald Trump hará con los Estados Unidos.

Para mi mala fortuna que vivo yo en México, este pendejo, al igual que Hitler, quiere curar sus complejos de inferioridad exterminando a grupos de seres humanos que él odia: inmigrantes, mexicanos, latinos, chinos, e incluso a las mujeres que él considera gordas y feas.


Debemos estar muy alertas y aprender de la historia. De alguna manera, tenemos que evitar que este pendejo lleve al mundo a una guerra atómica. Recordemos, que la razón por la que Hitler cometió un holocausto fue porque la gente buena no hizo absolutamente nada. Que la gente buena no haga nada por detener a la gente mala ha sido la mayor desgracia de la humanidad, que nos ha llevado a guerras espantosas.