martes, 21 de diciembre de 2010

Como instalar Vocaloid en Linux

Primero de que nada, debes de tener la última versión del CrossOver Office.

Instalar el CrossOver Office en una terminal colocando un instalador en la carpeta de /home/usuario, donde "usuario" es el nombre del usuario.

Usa el siguiente comando:

sh nombre.sh

donde "nombre", es el nombre del archivo de instalación del programa CrossOver.

Después, aparecerá el asistente que te guiará en la instalación del programa CrossOver.

¡Y eso es todo! Te aparecerá en el menú de inicio el programa CrossOver. Para instalar el Vocaloid solamente tienes que ir al apartado de " instalar software Windows”, y eso es todo.

Aqui vemos una imagen del asistente CrossOver Office para instalar Vocaloid en Linux.

Aquí estamos instalando la voz de Gakupo...

Y aquí está funcionando Vocaloid a la perfección, en la versión en japonés que uso para poder usar los diccionarios en español (no funcionan en la versión en inglés)

Instalar programas de Windows en Linux tiene las siguientes ventajas:

1.-En Linux no se instalan los virus de Windows. De hecho, nos instala ningún tipo de virus, porque ningún software puede hacer cambios en el tipo sin intervención del usuario, que siempre está en modo de usuario y no de administrador.

2.-Los programas corran más rápidos en Linux que Windows.

3.- Se necesita menos memoria y menos poder de procesador en Linux que Windows. Resulta increíble, que máquinas modestas puedan incluso ejecutar juegos en 3D de manera espectacular en Linux y no puedan hacerlo a Windows.

4.- Los archivos no se fragmentan en Linux. Todos sabemos que los archivos de Windows se fragmentan de manera espectacular, de modo que durante cierto tiempo que tengamos usando la máquina con archivos grandes, la computadora se vuelve cada vez más lenta y hay que darle mantenimiento durante cierto tiempo. De ahí viene la siguiente ventaja de Linux….

5.- ¡Las máquinas con Linux no necesitan mantenimiento! Sólo hay que usarlas y olvidarse de todo lo demás.

6.- Y lo mejor de todo: aunque en Windows la mayoría de los programas son de paga... ¡En Linux la mayoría son gratis! (¿Saben a lo que me refiero?) Hasta el mismo Linux es gratis (soft libre) y hay de muchas versiones diferentes para escoger.

Sin embargo, no todos los programas de Windows se pueden instalar en Linux. De ahí que viene otra solución, un poco menos recomendada pero igualmente necesaria: la utilización de máquinas virtuales, que mencionaré en otro artículo.